Nachos

Cómo hacer nachos

Nachos de enchilada de pollo

Nachos de enchilada de pollo

Súmate al ritual de abrir el apetito con un clásico que nunca falla: los nachos. Un aperitivo antes de comer o cenar que te encumbrará al olímpo de los anfitriones perfectos con esta receta tan buena.

En esta ocasión te proponemos que los compres bio, elaborados con harina de maíz de cultivo ecológico, sin colorantes ni conservantes.

La salsa parta enchiladas rojas está ya preparada disponible en la sección de productos mexicanos de los supermercados, al igual que los frijoles negros, pero siempre puedes optar por hacerlos tu mismo.

La carne de pollo la podemos sacar de la pechuga, pero si queremos una carne más sabrosa y menos seca podemos elegir trozos del muslo o de las alas, lo importante es que no contenga ninguna piel, huesos ni ternillas.

Podemos graduar el picante de nuestros nachos añadiendo más o menos jalapeño, pero lo que si recomiendo es añadirle algo, aunque sea muy poco, ya que es el que va a dar el punto picante al plato.

Ingredientes para 4 personas:

  • 250 gramos de pollo cocido limpio
  • 160 gramos de salsa para enchiladas rojas
  • 200 gramos de nachos bio
  • 225 gramos de queso chedar rallado
  • 1 aguacate pequeño
  • 200 gramos de frijoles negros
  • ¼ de cebolla roja picada
  • 200 gramos de maíz dulce
  • ½ jalapeño
  • Unas hojas de cilantro

Cómo hacer unos nachos de enchilada de pollo:

Empezamos precalentando el horno a 200 ºC con ventilador y calor arriba y abajo.

A continuación, vamos a poner el pollo a marinar en la salsa para enchiladas. Para ello, colocamos en un recipiente grande el pollo cocido desmenuzado y la mayor parte de la salsa (reservamos un poco para uso posterior), mezclamos los dos ingredientes hasta que el pollo se embadurne por completo de la salsa y reservamos.

Pelamos y cortamos el aguacate en daditos pequeños. Reservamos.

Pelamos y picamos la cebolla en trocitos pequeños. Reservamos.

Le quitamos el rabito y las semillas al jalapeño y lo picamos finamente. Reservamos.

En una bandeja para horno grande, distribuimos uniformemente los nachos. Espolvoreamos por encima el queso también bien repartido, y lo introducimos en el horno unos pocos minutos hasta que se derrita el queso.

Sacamos del horno y añadimos por encima el pollo desmenuzado marinado, el aguacate, los frijoles negros, la cebolla, el maíz y el jalapeño.

Volvemos a introducir en el horno otro minuto, lo suficiente como para calentar todos los ingredientes que están a temperatura ambiente.

Retiramos del horno y espolvoreamos todo con las hojas de cilantro picadas. Después, vertemos el resto de la salsa para enchiladas que habíamos reservado y servimos caliente ¡Nuestros nachos de enchilada listos para degustar!